Partido Comunista de Venezuela

Diputado Carolus Wimmer: La ocupación de Costa Rica es la estrategia de EE.UU. para América Latina

Caracas, 07 de julio de 2010

Viernes 9 de julio de 2010


Estados Unidos busca avanzar en su estrategia de militarización del continente americano para contener las revoluciones y el avance de los movimientos sociales en América Latina, con las ocupaciones en cada país, esta vez en Costa Rica, con la introducción en ese territorio de siete mil marines estadounidense, 46 buques de guerra, 200 helicópteros artillados y varios aviones modernos de combate, todo esto con la autorización del gobierno títere de ese país centroamericano.

Así se expresó el Vicepresidente del Parlamento Latinoamericano (Parlatino) y secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Venezuela (PCV), Carolus Wimmer, al denunciar la autorización que otorgó el gobierno de Costa Rica para que Estados Unidos introdujera una gran cantidad de armamento y soldados a suelo costarricense, con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico.

“Esta ocupación demuestra que el imperialismo estadounidense sigue con la pretensión de aplicar la doctrina Monroe, ahora convertida en Doctrina Obama, para tratar de controlar otra vez lo que ellos llamaron su patio trasero, y para tratar de lograr ese control amplían el teatro de guerra en América latina con una nueva ocupación militar. Después de Haití, Panamá, Colombia, Perú, ahora lo hacen en Costa Rica”, agregó.

Para el parlamentario esta nueva ocupación es la respuesta del imperialismo norteamericano frente a la derrota sufrida de la creciente integración latinoamericana y colocó como ejemplo de ello la última reunión de los cancilleres de América Latina y el Caribe, realizada la semana pasada en Caracas, y donde se sigue demostrando la determinación de avanzar en la conformación de un organismo regional sin la hegemonía estadounidense.

El dirigente comunista señaló que el argumento utilizado para la ocupación es poco creíble porque tal cantidad de armamento pesado es ineficiente para controlar un fenómeno como el narcotráfico y dijo que la ocupación también demostró el servilismo con que actúa el gobierno de Costa Rica

“El permiso para la ocupación lo solicitó la embajada de Estados Unidos a través de una carta sin traducción oficial alguna y en ella pedía la absoluta inmunidad para sus oficiales y soldados, y que de haber algún reclamo de un tercero, debían acudir a los tribunales militares y civiles estadounidense. Todos estas condiciones fueron aceptadas sin objeción por el gobierno títere que gobierna en estos momentos Costa Rica”, indicó el diputado.

Para finalizar, Wimmer llamó a la solidaridad con la lucha del pueblo y las organizaciones revolucionarias en Costa Rica para lograr la salida del imperialismo estadounidense y el regreso de la soberanía a América Latina.

“Esta ocupación militar ya era una condición impuesta a Costa Rica en el Tratado de Libre Comercio firmado por el ex presidente Oscar Arias y que ya había convertido al país centroamericano en un protectorado de Whashintón, por ello debemos expresar nuestra solidaridad con las organizaciones populares costarricenses, que ya han anunciado que lucharán con todas sus fuerzas en contra de esta nueva agresión imperialista”, concluyó Carolus Wimmer.


Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP