Diez compromisos de los comunistas españoles

Viernes 28 de noviembre de 2008

En el marco del II Encuentro Estatal Marxista-Leninista, celebrado los días 24 y 25 de noviembre de 2007, Unión Proletaria sometió a consideración del Partido Comunista de España (marxista-leninista), del Partido Comunista de los Pueblos de España y de las otras organizaciones presentes una propuesta de documento por el que los comunistas del Estado español adquirimos diez compromisos con la clase obrera. Hasta el presente, no ha sido posible su ratificación conjunta, al menos por las tres organizaciones convocantes. Lo que aquí hacemos público es el acuerdo ya alcanzado por el PCE(m-l) y UP. Ambas formaciones confiamos que, próximamente, se sumen a estos compromisos las restantes fuerzas comunistas.

Los partidos, organizaciones y destacamentos comunistas, abajo firmantes, reunidos en el II Encuentro Estatal de Organizaciones Marxistas-Leninistas, comprendiendo lo vital que es seguir los principios de Marx, Engels y Lenin en relación a la necesidad de que el proletariado se organice en un partido político independiente de las formaciones burguesas y pequeño-burguesas, a la vez conscientes de la necesidad de poner al orden del día el objetivo de la revolución socialista y conociendo la obligación que recae sobre los comunistas de reconstruir el Partido Comunista para organizar a las masas hacia la revolución, después de la derrota provisional sufrida por el campo revolucionario a manos del imperialismo, estamos dispuestos a adquirir, en un principio, los siguientes compromisos:

1º.- Nos comprometemos a la defensa del marxismo-leninismo como expresión teórica de los intereses del proletariado y a su aplicación en las condiciones actuales del desarrollo del imperialismo. El marxismo-leninismo es la teoría del proletariado para la revolución, es nuestra teoría y nuestra guía para la acción, que aplicaremos en todos los terrenos de la lucha de clases: la lucha teórica, la lucha política y la lucha económica. La aplicación del marxismo-leninismo, de su teoría y de su práctica política, a la condiciones concretas de la lucha de clases en España, será nuestra bandera común.

2º.- Adquirimos el compromiso de la defensa de nuestra historia revolucionaria, de la aplicación histórica del marxismo-leninismo, frente a los ataques de capitalistas y revisionistas que intentan desacreditar la lucha por la revolución socialista, la construcción del socialismo y sus logros en favor de la clase obrera y las capas populares. La defenderemos por ser el bagaje histórico y cultural del proletariado y de los comunistas de todo el mundo. A su vez, nos comprometemos a llevar al proletariado y a las capas populares toda esta experiencia de la lucha de clases para la práctica de actualidad.

3º.- Del mismo modo, nos comprometemos a debatir entre los comunistas de manera autocrítica la práctica revolucionaria de construcción del socialismo, al igual que poner sobre la mesa las diferencias ideológicas de las diversas "tendencias históricas" dentro del marxismo-leninismo, con el ánimo de superar las divisiones.

4º.- Siendo una necesidad fundamental, adquirimos el compromiso de luchar con todas nuestras fuerzas y armas por la reconstitución bolchevique del Partido Comunista en España, como partido del proletariado revolucionario, como su vanguardia política y como la expresión político-organizativa de la unión de la teoría marxista-leninista con el movimiento obrero. Un Partido organizado bajo los principios del centralismo-democrático y que sea el medio para organizar y dirigir a las masas, en cualquier circunstancia, hacia la revolución socialista. Reconocemos que un paso esencial en el proceso de reconstitución del PCE es la unidad comunista marxista-leninista, en los terrenos ideológico, político y organizativo.

5º.- Los partidos, organizaciones y destacamentos comunistas aquí reunidos, aceptamos el compromiso ineludible e improrrogable con el proletariado y las masas populares, para elevarles en conciencia y organización revolucionarias. Para ello, promoveremos la unidad de acción para desarrollar una línea de masas bolchevique, flexible en la táctica y firme en los principios y objetivos. Trabajaremos conjuntamente en todo aquello que nos una para conseguir ganarnos a las masas, desde el nivel de conciencia en que estén, sin rebajar los contenidos estratégicos, y, a la vez, aprendiendo de su movimiento. No cejaremos en el empeño de conseguir la unidad obrera y popular, que pasa por trabajar allá donde estén las masas (en sus organizaciones y movimientos) y por no consentir el abandono de las mismas en manos de la influencia burguesa, pequeño-burguesa y revisionista, denunciando el sectarismo en todas sus formas. Todo ello será una base de la unidad comunista.

6º.- Tenemos la certeza que para conseguir los objetivos de ganar a las masas para el comunismo, es necesario poner en primer plano la política, pues la acción revolucionaria tiene esencialmente un objetivo político (toma del poder) y la lucha de clases se resuelve, en última instancia, en la política (lucha por el poder). Es por eso que es necesario conjugar los intereses inmediatos y espontáneos, económicos y políticos, con una táctica y estrategia política revolucionaria, uniendo las necesidades concretas con los objetivos socialistas. Por ello, nos comprometemos a discutir y desarrollar el Programa Político de la Clase Obrera para la Revolución en España, cotejándolo en la misma lucha de clases y aprendiendo de ella. Del avance en la discusión y en el desarrollo del Programa dependerá, en buena parte, la unidad comunista y la reconstitución del Partido Comunista.

7º.- Para conseguir una potente organización comunista de vanguardia ligada a las masas, es estrictamente necesaria la formación ideológica y política marxista-leninista. Los comunistas tenemos la obligación de llevar a las masas la teoría marxista-leninista, ligándola con el movimiento obrero y popular, sabiendo transmitir la misma a través de propuestas políticas concretas de actualidad para poder elevar a las masas de lo concreto a lo general y de lo espontáneo a lo consciente. Así nos comprometemos al intercambio de experiencias y de materiales de formación política-ideológica marxista-leninista para la práctica política revolucionaria de masas.

8º.- Adquirimos el compromiso, sin duda alguna, en la lucha sin cuartel contra todo tipo de revisionismo que, como agente dentro del movimiento obrero de la burguesía o de la pequeña-burguesía, intenta impedir la unidad proletaria, la organización revolucionaria de las masas y la toma de conciencia de sus intereses objetivos. Lucharemos contra el revisionismo de derecha, que es un serio freno a la unidad del proletariado abocándole al espontaneísmo y a la inmediatez del reformismo. A la vez, lucharemos contra el revisionismo "izquierdista", que es un serio freno para la unidad del proletariado por su sectarismo y radicalismo, abandonando a la mayoría de las masas y haciéndole el juego al reformismo. Tanto el espontaneísmo y el reformismo, como el sectarismo y el radicalismo, son atentados contra los intereses objetivos del proletariado, contra su unidad en pos de objetivos revolucionarios. Por todo ello, nuestro compromiso común de lucha contra el revisionismo de todo pelaje lo desarrollaremos en la disputa por una política revolucionaria, dentro del mismo movimiento de las masas, desenmascarándolo ante ellas en la misma lucha cotidiana.

9º.- Abogamos por la revolución mundial, por la unidad proletaria internacional y por la unidad del movimiento comunista de todo el mundo, en el proceso de reconstitución de la Internacional Comunista. Por ello, nos comprometemos con determinación con el internacionalismo proletario. Los comunistas españoles apoyaremos conjuntamente al campo socialista en el estado de desarrollo en el que se encuentre, difundiendo su experiencia en nuestro país y contrarrestando la desinformación imperialista; apoyaremos a las naciones que desarrollan procesos revolucionarios antiimperialistas y populares, difundiendo su experiencia frente a la desinformación imperialista; apoyaremos a los pueblos que desarrollan una lucha antiimperialista en diversas condiciones; apoyaremos a los partidos comunistas que dirigen o sostienen procesos revolucionarios, difundiendo su experiencia frente a la desinformación imperialista; y apoyaremos a los partidos comunistas que luchan por unir, coordinar y organizar a los comunistas a nivel internacional, difundiendo su experiencia en nuestro país.

10º.- Nos comprometemos con la unidad de acción de los comunistas y con el avance en la discusión ideológico-política, con camaradería, sin prepotencia ni imposiciones, desarrollando la crítica y la autocrítica, limando diferencias y deslindando campos con todo tipo de revisionismo, con el objeto de concluir en unos mínimos de política revolucionaria común para la práctica revolucionaria de masas, en definitiva, con el objetivo de la unidad comunista y la reconstitución del PCE. En este sentido, adquirimos el compromiso de realizar reuniones y discusiones periódicas, con un encuentro de representantes de cada partido, organización o destacamento comunista (abierto a otras organizaciones o grupos que se quieran unir, previa aceptación por parte de cada uno de los destacamentos participantes en el Encuentro Estatal Marxista-Leninista), no más allá de cada seis meses, donde se programarán discusiones políticas y se valorarán iniciativas comunes y el desarrollo de la unidad de acción y, cuando sea posible, se elaborarán resoluciones conjuntas.

Así, conjuntamente nos comprometemos en el proceso, en los contenidos, en la práctica y en las metas definidos por esta resolución en el camino de la unidad comunista y de la reconstitución del Partido Comunista de España.

¡Viva el marxismo-leninismo! ¡Por la unidad comunista y la reconstitución del Partido Comunista de España! ¡Viva la Revolución Socialista!

Suscriben: Partido Comunista de España (marxista-leninista) – Unión Proletaria


Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP