Unión Proletaria

Carta abierta al Congreso del PCE (m-l)

Domingo 24 de octubre de 2010


Estimadas y estimados camaradas:

Desde Unión Proletaria queremos saludar un importante evento para el movimiento comunista en España como es el Congreso de vuestro partido, un partido que consideramos hermano al nuestro, y con el que nos unen lazos de camaradería y grandes coincidencias ideológicas y políticas.

Como sabéis, el proceso de unidad entre vuestro partido y UP, a pesar de haber logrado avances destacables y sin duda haber contribuido a pulir la línea política de ambas organizaciones, aún no ha podido dar como fruto la tan ansiada unidad orgánica. Los procesos de unidad son siempre difíciles, y, como todo proceso político, tienen sus periodos de flujo y de reflujo. Quizá fuimos poco precavidos al no prever las fórmulas adecuadas para salir del estancamiento ante posibles periodos de reflujo en nuestro proceso unitario, y esto ha supuesto que ahora nos encontremos menos unidos de lo que nos gustaría a ambas partes. Es innegable que, tras la cancelación de los debates pendientes, la unidad entre ambas organizaciones sufrió una parálisis casi total. Sin embargo, en nuestras manos está el que retomemos la senda de la unidad.

No es ningún secreto que persisten diferencias entre nuestras organizaciones, principalmente en cuestiones como el enfoque sobre la reivindicación de la república (que pensamos no debe impedirnos luchar por la revolución socialista como objetivo estratégico inmediato), como la solidaridad hacia los países que aún se reclaman socialistas, como ciertos aspectos sobre el funcionamiento del Partido, y, sobre todo, el cómo avanzar en la unidad comunista. Pero esto no quiere decir ni mucho menos que estas diferencias sean insuperables. Durante el periodo de mayor auge de nuestro proceso de unidad, logramos alcanzar altas cotas de entendimiento mutuo, y al igual que entonces, a partir de vuestro Congreso puede reiniciarse la “ofensiva” mutua en pos de la unidad, para lograr que el grado de compenetración sea el suficiente para que podamos estar juntos y juntas en una única organización comunista. Debemos aprender de los errores cometidos por ambas partes en el proceso de unidad, sacar conclusiones válidas que nos permitan no volver a repetirlos; si logramos dotarnos de los mecanismos adecuados para tratar nuestras contradicciones, estas podrán superarse mediante el debate y la experiencia común, o al menos podrá lograrse un nivel suficiente de homogeneidad, unida a compromisos basados en el centralismo democrático en aquellas contradicciones que requieran un tratamiento más prolongado.

Es de sobra conocido que el proyecto estratégico de Unión Proletaria es la unidad de todas las personas y organizaciones marxistas-leninistas, superando la dispersión actual, generada principalmente a raíz del predominio del revisionismo en la mayoría de partidos comunistas, y especialmente en el PCE. La clase obrera necesita de su partido de vanguardia, herramienta imprescindible para su emancipación, y es responsabilidad de los y las comunistas la construcción del mismo. Por eso, Unión Proletaria trata desde hace años de lograr un acercamiento a las organizaciones con las que tiene mayor afinidad, con algunas de las cuales se han logrado acercamientos realmente significativos, y en ese sentido destaca el PCE (m-l) como organización cuya línea política e ideológica tiene grandes puntos de encuentro con la nuestra.

En los tiempos actuales, creemos que la unidad de los comunistas se ha vuelto una necesidad urgente por la ofensiva de la burguesía contra los trabajadores. No debemos prolongar la división de los marxistas-leninistas, sobre todo cuando, además, hoy en día, no se dan las condiciones que nos desunieron en el pasado. El triunfo del revisionismo en el XX Congreso del PCUS supuso un punto de inflexión en el camino que condujo a la URSS a la plena restauración del capitalismo, lo mismo que el carrillismo de la política de “reconciliación nacional” ayudó a mantener el poder de la oligarquía reaccionaria española después del franquismo, bajo la forma de monarquía parlamentaria. Los resultados finales del proceso corroboran la denuncia que, de aquella tendencia burguesa, formularon en los años 60 del siglo pasado principalmente los comunistas albaneses y chinos, así como los fundadores del PCE(m-l). Pero, actualmente, todos los partidos y organizaciones que afirman basarse en el marxismo-leninismo condenan la desviación de aquellos años más o menos expresamente. Además, habremos de reconocer que, pese a su acierto inicial, los dirigentes de Albania no fueron capaces de impedir la contrarrevolución capitalista en su país y los del PCE(m-l) tampoco lograron construir un partido de tipo bolchevique, dirigente revolucionario de masas.

Por todo ello, Unión Proletaria considera necesaria y posible la reunificación de todos los marxistas-leninistas si ejercemos la crítica de los demás, pero también la autocrítica de nuestras propias experiencias. ¿Qué diferencias subsisten que justifiquen la división organizativa de los comunistas y que, por lo tanto, no puedan tratarse en una sola organización, a través del centralismo democrático? No nos parecen válidos argumentos que, si bien pueden criticar acertadamente determinadas desviaciones, no justifican la actual dispersión, como los relativos a la táctica “izquierdista” de algunos marxistas-leninistas, sin recordar que es un error común a todos los que, en un momento u otro, hemos comenzado a desmarcarnos del revisionismo de derechas. UP y el PCE(m-l) tenemos que dedicarles los esfuerzos y la paciencia suficientes para ayudarles a superar este bandazo, con la ayuda de nuestra propia experiencia y de unas condiciones objetivas cada día más favorables al socialismo.

Camaradas, recuperemos lo válido de las experiencias pasadas, pero desechemos cualquier nostalgia cerrada y actuemos con espíritu de partido, del gran partido de la clase obrera. No desperdiciemos la oportunidad de la unidad, destaquemos lo que nos une y trabajemos juntos por superar lo que nos separa.

Esperamos que vuestro Congreso sea todo un éxito, y que surja de él un PCE (m-l) reforzado. Confiamos en que los documentos que emanen del mismo reflejen una línea política aún más cercana si cabe a la nuestra, y nos comprometemos a trasladar a la dirección emanada del congreso nuestra franca opinión sobre los mismos. Este puede ser un buen arranque para retomar los debates comunes, sin descartar otras vías. En cualquier caso, os trasladamos nuestro sincero deseo de reforzar nuestra unidad de acción, de abordar con mente abierta y sin prejuicios los debates que sean necesarios y de contribuir en todo aquello que nos sea posible para el avance en el proceso de reconstitución del Partido Comunista.

Recibid un saludo revolucionario.

¡Por la unidad de los marxistas-leninistas en un solo Partido! ¡Por la reconstitución del Partido Comunista!

Comité Central de Unión Proletaria.


Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP