Unión Proletaria

¡Unidad de los trabajadores por el empleo y la democracia!

Hoja de UP para el 1º de Mayo de 2009

Viernes 1ro de mayo de 2009


Los capitalistas son culpables de la crisis, la provocaron y quieren seguir enriqueciéndose a costa de la miseria de la mayoría trabajadora; el gobierno y todos los representantes políticos de la oligarquía financiera son culpables de la crisis, pues sólo toman medidas para mantener los beneficios de los bancos y las grandes empresas.

Para ello, destruyen nuestro empleo, nuestros más elementales medios de vida, destruyen nuestros derechos sociales y democráticos. Y encima nos dicen que lo hacen por nuestro bien, por nosotros, y nos exigen paternalmente que nos apretemos el cinturón por el bien común, por el bien de la “economía”. Pero sólo hablan y deciden los ricos y sus representantes, a nosotros los trabajadores/as nadie nos ha preguntado nada, nadie nos ha escuchado, no tenemos ningún poder de decisión, solamente sufrimos el paro, los desahucios, la miseria,…, a la que nos abocan los capitalistas. Hoy se demuestra que ni es nuestra economía, ni es nuestra democracia. La solución a la crisis de los obreros/as pasa por nuestra unidad, por la lucha en defensa del empleo y por un programa de ruptura democrática.

FRENTE A LAS SOLUCIONES CAPITALISTAS UNIDAD OBRERA POR EL EMPLEO

Los gobiernos, en lugar de penalizar a los capitalistas por haber provocado la crisis, retirándoles el mando sobre la economía, les premian con ayudas multimillonarias y les permiten cerrar empresas y despedir a cientos de miles de trabajadores, los cuales ya no podemos hacer frente a nuestras hipotecas y acabamos desahuciados y embargados. Todo ello, para que los capitalistas recuperen su dinero y sigan enriqueciéndose. El Estado demuestra con estas actuaciones que es el de la oligarquía financiera (la minoría más rica de España) y no el de los trabajadores, no el de la democracia.

A los trabajadores sólo se nos ofrece paro, miseria, represión y, para evitar una explosión social, caridad. En este sistema, los trabajadores sólo somos una mercancía, imprescindible para crear la riqueza, pero innecesaria cuando hay crisis: nos echan a la calle. Frente a las soluciones capitalistas a la crisis, la unidad y la lucha obrera pueden generar otras medidas en beneficio de la mayoría:

Nacionalización de la banca, grandes empresas y financieras para acabar con los despidos colectivos y realizar una política económica, financiera y de empleo planificada a favor de toda la sociedad y no en beneficio de unos pocos; Impuesto especial sobre las grandes fortunas para que paguen la crisis quienes la produjeron; Derogación de todos los impuestos indirectos ya que repercuten siempre sobre los trabajadores/as; Exención total de impuestos a los más desfavorecidos, tanto los estatales, como los autonómicos y municipales; Suspensión o renegociación por los bancos y financieras nacionalizadas de créditos, alquileres e hipotecas; Prestación por desempleo indefinida para todos los parados; Asegurar que los productos de primera necesidad lleguen a toda la población a través de una renta básica y del control estatal de los precios.

LUCHAR POR NUESTROS DERECHOS EXIGE LUCHAR POR LA DEMOCRACIA

Los capitalistas y sus gobiernos deciden sobre las vidas de la inmensa mayoría de la población, los trabajadores. Deciden sobre nuestros destinos a cambio del interés criminalmente egoísta de seguir siendo ricos. Mientras, nosotros los trabajadores/as estamos desposeídos del derecho al trabajo, a la vivienda, a la alimentación, y se acelera la pérdida del derecho a la sanidad y la educación. No tenemos derecho a decidir nada de nuestras vidas, incluso tenemos limitado los derechos de expresión, de opinión, de huelga y manifestación.

La democracia en España es sólo una palabra. Hoy más que nunca, es necesaria la unidad popular en torno a un programa político de ruptura con el régimen de monarquía parlamentaria, mediante el cual la oligarquía financiera ejerce hoy su dictadura, para poder expropiar a ésta y organizar la economía al servicio de las necesidades de la mayoría del pueblo. Es una necesidad organizar un movimiento popular de lucha por la República Democrática, con una programa transformador: defensa del empleo, de los salarios y derechos sociales de los trabajadores, democratización del sistema político (salario de un obrero medio, elección y revocabilidad de todos los cargos públicos, incluidos la judicatura, jefes del ejército y la policía, etc.), pluralismo informativo y cultural, erradicación del fascismo, el fin de la represión contra el pueblo, el derecho de autodeterminación, una política exterior de paz y solidaridad anti imperialista, política medioambiental sostenible, etc.

Los comunistas tenemos la convicción de que este paso no es suficiente y que hace falta una revolución socialista proletaria que liquide completamente el régimen capitalista, pero también creemos que la conquista de una república democrática permitirá a la clase obrera preparar esta revolución de una manera más rápida e indolora. Es más, comprendemos que los obreros no aspiraremos a conquistar el poder político mientras no aprendamos a luchar por la democracia y mientras no experimentemos que es imposible una democracia a la vez para los explotadores y para los explotados. Por eso, el objetivo político principal es la conquista de la República Democrática.

¡La solución es la Revolución Socialista, luchar por la República es el mejor camino!

FRENTE A LOS DESPIDOS: UNIDAD SINDICAL POR LA HUELGA GENERAL

Más de 4 millones de parados, 10 millones de personas bajo el umbral de la pobreza, 20 millones con ingresos inferiores a mil euros, cientos de miles de despidos, decenas de miles de trabajadores en regulación de empleo,… Este es el panorama actual y lo que nos ofrecen la patronal y sus gobiernos (que además programan reducciones en los beneficios de la seguridad social y privatización de los servicios públicos). Para poder resistir estos ataques contra los intereses de los trabajadores/as la unidad en las luchas, en las movilizaciones y en las reivindicaciones es imprescindible. Unidad que tiene que traducirse en la unidad sindical hacia la huelga general.

Si bien sabemos que la unidad de los trabajadores tendrá que pasar por encima de los burócratas sindicales que buscan la conciliación con los capitalistas para seguir manteniendo su estatus privilegiado; pero también tendrá que pasar por encima de los "izquierdistas" sectarios que abogan por el espontaneísmo y las acciones radicales. Ambas tendencias se oponen a la organización y la unidad de los trabajadores.

Para poder arrancar la lucha obrera y popular de las manos de oportunistas, conciliadores y aventureros, necesitamos la unidad de los comunistas que ponga los cimientos de la reconstrucción de un potente Partido Comunista: el partido de la clase obrera, el partido de la revolución.

Hoja en pdf:

PDF - 359.3 KB
Hoja UP 1º Mayo 2009

Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP