Grecia: violencia, provocadores policiales y manipulación

Extraído de www.solidaires.org

Jueves 21 de julio de 2011


Mientras que el parlamento votaba el plan de austeridad, la policía enviaba a 350 personas al hospital. El informe de Amnistía Internacional constata otras formas de represión además de la violencia policial.

Una policía en acción en Grecia. La policía no carece de material porque, el último mes, las autoridades griegas compraron equipos de gas lacrimógeno y bombas aturdidoras a Israel y a Alemania para la dispersión de los manifestantes.

El PAME, sindicato próximo al KKE (Partido Comunista de Grecia), es, junto a otras importantes organizaciones de campesinos, estudiantes, mujeres y autónomos, el motor de la oposición. Este sindicato está en el origen de las huelgas que realmente han ejercido una presión sobre la patronal, así como manifestaciones masivas rigurosamente encuadradas por sus servicios de orden, que sistemáticamente han detenido a los provocadores policiales armados y los han “devuelto” a la policía.

En un comunicado del 1º de julio, el KKE explica que el gobierno ha puesto a punto una estrategia para desacreditar las acciones del PAME y sus aliados, y así romper el núcleo de la oposición. « El gobierno se ha servido del movimiento de los indignados, escribe el KKE. Un gran número de ciudadanos han tomado parte en este movimiento porque estaban realmente afectados por esta situación, que se ha vuelto intolerable. Finalmente, los medios de comunicación han presentado este movimiento como pacifista, y todos los demás como un movimiento violento. »

Para Kostas, cuadro del KKE, numerosos cuadros del partido de la oposición de la derecha, Nueva Democracia (ND) y del partido de extrema derecha LAOS se han mezclado al movimiento y han tratado de lanzar consignas abstractas contra « los políticos », los corruptos, etc… Papandreou propone entonces, como « concesión », organizar un referéndum en septiembre, para, principalmente, reducir sensiblemente el número de parlamentarios. Una medida que no le cambia nada a las severas medidas de austeridad y que serían sobre todo desfavorables para el KKE.

Pancartas que escuecen

Las enormes pancartas colgadas en la Acrópolis por el PAME el pasado 28 de junio, una imagen que dio la vuelta al mundo, han sido fuertemente criticadas por los partidos ND y LAOS que las han calificado de « profanación de los monumentos nacionales » y de antipatrióticos. Los medios de comunicación han repetido esta crítica. El KKE ha contestado que la verdadera profanación del patrimonio nacional es la venta de las propiedades griegas y que es este acto lo que es antipatriótico de hecho.

Por otra parte, se difunde la idea de que « las huelgas no hacen más que agravar las cosas y hacerlas más violentas ». Según el KKE, durante los dos días que han precedido a la huelga general de los días 29 y 29 de junio, existía un plan largamente pensado: « Lo que quieren es meterle miedo a la gente de manera que renuncien a toda forma de oposición y rechacen la huelga como forma de lucha. » De hecho, el objetivo era que los provocadores policiales desencadenaran peleas entre los indignados y los manifestantes del PAME, justo en el momento en que debían realizarse manifestaciones de masas sobre la plaza Syntagma ante el Parlamento.

De 1000 a 1500 provocadores policiales

El grupo parlamentario del KKE ha preguntado al gobierno acerca de un video colgado en Youtube mostrando a individuos armados de barras de metal charlando tranquilamente con la policía antidisturbios y, un poco más tarde, paseándose por el patio del Parlamento, con las barras de metal en la mano en compañía de la policía antidisturbios. Georgios Aureropoulos, periodista de la cadena pública ERT, enseñó estas imágenes al portavoz de la policía.

Según este hombre, ninguna de las 60 cámaras de la policía ha registrado intervenciones policiales excesivas. Aureropoulos reaccionó entonces con viveza: « La manifestación del 29 de junio sobre la plaza Syntagma se desarrolló con calma hasta el momento en que unos policías salieron de todas partes y atacaron a los miles de manifestantes. Miles de personas tuvieron que refugiarse en el metro, donde fueron perseguidas y golpeadas. »

Aureropoulos declaró haberlo filmado todo, incluyendo las actuaciones de los provocadores policiales enmascarados lanzando piedras y cóctels Molotov, tanto sobre la policía como sobre los manifestantes y saqueando los locales y restaurantes alrededor de la plaza. Exigió que estos provocadores fueran arrestados y juzgados. Había entre 1000 y 1500 agentes de policía vestidos de paisano manipulando a los jóvenes anarquistas, añadió Aureropoulos.


Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP