CJC, UJC-Madrid, JCE(m-l)

Ante la convocatoria de la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid

Sábado 20 de agosto de 2011


Entre el 16 y el 21 de agosto se celebrará en Madrid la Jornada Mundial de la Juventud, que contará con la visita del líder de la Iglesia católica, Ratzinger, y que pretende congregar en la capital a decenas de miles de jóvenes de todo el Mundo.

Este acto quedaría como anecdótico, como cualquier otro gran evento que se organiza en la ciudad, sino fuera porque la JMJ dejará patente el poder y la influencia de la Iglesia en la sociedad en general y en el Estado en particular.

Remontándonos brevemente en nuestra historia más reciente, y sin mencionar los crímenes que esta institución ha cometido a lo largo de los siglos, no descubriríamos nada nuevo si dijéramos que la Iglesia siempre ha jugado un papel reaccionario y del lado de las clases explotadoras. Mostrándose como uno de los ejes vertebrales de las distintas fuerzas reaccionarias, la Iglesia Católica se configuró como enemigo de la clase obrera y aliado del nazi-fascismo, connivencia que se reveló en repetidas ocasiones. Es necesario recordar que el nacimiento como tal del Estado de la Ciudad del Vaticano fue producto de los Pactos de Letrán de 1929, firmado por el cardenal Pietro Gasparri y el ’’duce’’ Benito Mussolini. En España, esta predisposición de la jerarquía católica con el fascismo sería similar, llevando ’’bajo palio’’ a la dictadura terrorista de Franco durante cuarenta años.

Lo que choca más es que en pleno 2011 la JMJ vaya a contar con todo el apoyo y beneplácito de las instituciones del Estado, como si fuera poco las subvenciones millonarias que ya se dan a la Iglesia. Por comentar solo algunas cuestiones, es sangrante que en plena crisis capitalista, donde los recortes sociales contra la clase trabajadora cada vez son más graves, el Estado destinará cerca de 50 millones de euros para el desarrollo del evento. Todas las administraciones (central, autonómica y municipal) contribuirán con la JMJ. Además, se van a ceder decenas de espacios públicos, como colegios, polideportivos o la red de transporte. La JMJ contará también con una cobertura total del canal público Telemadrid, con el elevado coste que generará la retransmisión. Mientras Esperanza Aguirre anuncia nuevos recortes para el curso que viene, especialmente en educación, y la ola de privatizaciones que se avecina afectará, entre otros, al derecho más elemental, el agua, con la gestión privada del Canal de Isabel II . Así mismo, el Gobierno concederá exenciones fiscales para las empresas que contribuyan con la jornada.

Por otra parte, como jóvenes comunistas, rechazamos y denunciamos la actual influencia de la Iglesia Católica en el ámbito de la educación, con la gestión de numerosos centros concertados y privados en los cuales se alecciona a los y las estudiantes en los dogmas de las ’’sagradas escrituras’’, en el falseamiento de nuestra historia, en el tabú de las cuestiones relacionadas con la sexualidad, en la resignación cristiana y, en definitiva, en un adoctrinamiento que choca frontalmente con la enseñanza, científica y materialista que aspiramos a construir.

Desde el respeto a creencias individuales de cada uno, consideramos que la influencia ideológica de la religión en el seno de la clase obrera y de la juventud estudiante es algo pernicioso que es necesario superar para la consolidación del proyecto revolucionario. Esto es aun más palpable en momentos de agudización extrema de las contradicciones del capitalismo, como es esta crisis capitalista, mientras el socialismo nos ofrece una salida revolucionaria y el fin de una sociedad basada en la explotación del hombre por el hombre, la religión nos aliena con promesas sobre mundos intangibles con el fin de alejarnos de las soluciones para este infierno terrenal. La cita de Marx "la religión es el opio del pueblo" sigue hoy vigente. Prueba de ello son las últimas palabras de Rouco Varela, que no pretenden otra cosa que alejar a la juventud de los problemas reales a los que se tiene que enfrentar: "los problemas de los jóvenes tienen que ver con el trabajo, pero sobre todo con lo más profundo, con su alma, con su corazón y no hay que olvidar los horizontes últimos y no sólo buscar reformas jurídicas, económicas y sociales."

El paraíso tras la muerte será para los mansos, el socialismo en vida para la juventud combativa y revolucionaria.

Organízate y lucha

Colectivos de Jóvenes Comunistas. www.madrid.cjc.es

Unión de Jóvenes Comunistas de Madrid. www.ujc-madrid.org

Juventud Comunista de España (Marxista-Leninista). www.jovenguardia.es


Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP