Partido Comunista de los Pueblos de España

Paremos la represión

Jueves 20 de octubre de 2011


En el contexto de la actual crisis estructural que vive el capitalismo, el estado burgués recurre cada vez con mayor frecuencia -y, la mayoría de las veces, con la aquiescencia de socialdemócratas y liberalconservadores- a la represión contra las fuerzas que propugnan un nuevo orden social, especialmente contra los comunistas. Pero la represión del estado burgués trasciende los límites del movimiento comunista. También las organizaciones sindicales que trabajan por la recuperación del sindicalismo de clase son, en muchos casos, objeto de la represión del estado.

Esta situación -ante la que todavía muchos se mantienen pasivos- nos hace recordar las palabras que Martín Niemöller escribiera sesenta y cinco años atrás para mostrar a los alemanes las consecuencias de su pasividad ante la represión del Estado nacional socialista.

Primero vinieron a buscar a los comunistas,…

Luego fueron por los sindicalistas…

A primera vista puede parecer que estas palabras -erróneamente atribuidas a Bertolt Brech- no tengan mucha actualidad en una situación de libertad democrática. Sin embargo, quien pare un poco la atención en la situación actual observará sin dificultad que la “libertad democrática” se está transformando gradualmente y sin necesidad de implantar ninguna clase de cambios formales en la organización del Estado y el régimen de gobierno- en un nuevo sistema de coacción fascista. Por esta razón, el acto de protesta contra la represión del estado que celebramos este 22 de octubre a las 12,00 h. en el Salón de Actos del Ateneo en Madrid, supone también, en cierta medida, un acto de denuncia de ésta tendencia evolutiva de la libertad democrática bajo el dominio del capital monopolista.

Son cada día más los/las militantes del PCPE y los CJC que están sufriendo la represión de los aparatos del estado burgués. Próximamente tenemos una nueva vista del juicio contra tres camaradas (Juanjo, Xavi y Albert) en Barcelona, el 1 de diciembre, a los que la fiscalía pide casi cuatro años de cárcel, para cada uno, por unos cargos inventados en un montaje policial.

Por ello este es un acto necesario en los momentos actuales y ante la agudización de la lucha de clases, y que contará con el apoyo y la participación de otras organizaciones revolucionarias internacionales.


Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP