08 de Marzo 2014

¡Viva el Día de la Mujer Trabajadora!

Sábado 8 de marzo de 2014


8 de marzo de 2014 como siempre ¡Viva la lucha de la mujer trabajadora! Ahora más que nunca en los últimos años aumenta la necesidad de reivindicar la lucha de la mujer desde el punto de vista obrero. Sólo con la independencia económica de la mujer, sólo con su incorporación al mercado de trabajo ésta ha podido lograr avances para su propio desarrollo como mujer y con respecto a la sociedad (independencia familiar, acceso a la educación, elección de pareja, etc.) Ahora nos los quieren arrebatar.

La agudización de la crisis capitalista resultado de sus propias contradicciones en el desarrollo desigual de la apropiación de la riqueza por unos pocos frente a la gran mayoría, pone una vez más a la mujer como individuo en el lado de los más débiles. La sitúa débil en el ámbito laboral donde de nuevo y con la escusa de que sobra mano de obra se la relega al cuidado del hogar frente a la necesidad de contratarla considerándola mano de obra más barata; la sitúa débil en el ámbito social por su papel de madre relegándola a cuidar de sus hijos sin opción a cuidar de su propia salud frente a la necesidad de que continúe en el mercado de trabajo ejerciendo de balanza para mantener los salarios por debajo de su valor; y se la embrutece a través de las concepciones metafísicas e idealistas fortaleciendo en ella la existencia de no se sabe qué Dios, de no se sabe qué almas, de no se sabe qué espíritus con el objetivo de obligarla a obedecer.

Junto a todo esto se la empuja a exigir sus derechos como mujer apartándola de la lucha como persona, como individuo social, es decir con la importantísima aportación que ella realiza al desarrollo de la sociedad: bajo el capitalismo como mano de obra que se ocupa en casa del cuidado de la futura mano de obra y que se ocupa fuera de casa de producir riqueza que se apropian otros. Hoy por hoy, es lo mismo que le ocurre al hombre trabajador. Muchos de ellos y cada vez más, se ven obligados a cuidar de los hijos junto a su compañera o solos, se le empuja a que mantenga mayor numero de hijos, se le empuja a que rivalice con la mujer fuera y dentro del hogar familiar. Pero quienes la empujan hacia su igualdad con el hombre son aquéllas que pueden ser iguales ante el hombre en la explotación y opresión de otro individuo sea este mujer u hombre. Así tenemos a las pequeño burguesas que dirigen los movimientos de mujeres desde organizaciones políticas que no enfrentan el sistema de la propiedad privada como origen de las desigualdades y diferencias sociales entre hombre y mujeres; y así tenemos a las grandes burguesas que dirigen países desde su posición de gobernantas.

Frente a este empuje está el empuje de las mujeres que desde los movimientos obreros y populares libran batallas democráticas no menos importantes para la existencia de mujer en mejores condiciones pero no vinculan esta lucha a la lucha general del hombre para hacer desaparecer la explotación de todo ser humano, de todo ser vivo. Por eso creemos necesario llamar a las mujeres obreras, trabajadoras y miembros de las masas populares a vincular su lucha a la lucha general contra los recortes sociales, por la vivienda digna, por la sanidad publica gratuita y universal que incorpore la libertad del individuo para elegir sobre su salud tanto en temas como el aborto como la salud dental, la eutanasia como ciertas operaciones de estética en beneficio de la salud física y mental de las personas, etc.; vincular su lucha por una educación pública y laica que se vincule a las condiciones laborales de los adultos y facilite la formación de los menores.

Pero también debemos vincular su lucha a la lucha general por el trabajo digno con salario y condiciones laborales dignas, o al menos por una renta básica que le dignifique la vida; contra el pago de una deuda que no han generado la clase obrera ni los trabajadores y por tanto ni ella misma sino las grandes entidades financieras (la banca) y grandes empresas privadas (los monopolios) que se han vinculado al Estado para agrandar sus beneficios.

Esta lucha debe verse reflejada en el apoyo a las MARCHAS DE LA DIGNIDAD que caminan ya hacia el encuentro de todas ellas el próximo 22 de Marzo . Marchas que deben significar la unidad en lucha contra un sistema económico de esclavitud, el que impone el capitalismo; debe suponer la unidad para avanzar en el proyecto de un poder popular que imponga otra forma económica de desarrollo social de justicia e igualdad entre las personas sean estas hombres o mujeres; que sirva para fortalecer la unidad entre el hombre y la mujer en su camino hacia la igualdad real ante la vida y frente al sistema de explotación capitalista.

MUJER LUCHA POR TUS DERECHOS COMO TRABAJADORA dentro del hogar porque nadie puede negarte el derecho a decidir; y fuera del hogar porque nadie puede obligarte a estar sometida a otro individuo.

MUJER LUCHA POR TUS DERECHOS SOCIALES dentro del hogar porque nadie puede obligarte a aumentar tu dependencia de los hijos (aborto gratuito y sin trabas, guarderías publicas e incluso en el centro de trabajo, colegios con comedores gratuitos,… y no a someterse a las decisiones de tu compañero); y fuera del hogar porque nadie puede obligarte a ganarte la vida y la independencia a su antojo ( no a la obligación de vender tu cuerpo para vivir, no al sometimiento en la empresa para poder ser independiente económicamente, derecho a elección sexual, obligación de poder elegir con quien y como crear una familia o no.

MUJER SUMA TU LUCHA A LA LUCHA GENERAL

ÚNETE A LAS MARCHAS DE LA DIGNIDAD.

¡Viva la lucha de la Mujer obrera! ¡Viva la lucha de la clase obrera!


Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP