Unión Proletaria

Llamamiento a los comunistas

Domingo 15 de octubre de 2017


Los comunistas de Unión Proletaria hacemos el siguiente llamamiento acerca de los acontecimientos ocurridos después del 1-O. Antes que nada, debemos reconocer el derecho a la autodeterminación, incluida la secesión en una República de Catalunya. Si bien la opresión nacional existía en potencia desde la reforma del ‘78 y de forma exagerada en el imaginario colectivo del nacionalismo catalán más rancio y reaccionario, sin embargo, el gobierno de Rajoy y el jefe del Estado, no han dudado en hacerla explícita y así, no solo han legitimado una Declaración Unilateral de Independencia (DUI) ante el pueblo español sino frente a todos los pueblos del mundo. Nuestra posición siempre ha sido clara, al mismo tiempo que hemos defendido el derecho democrático de autodeterminación de Catalunya, no solo lo hemos hecho en el marco teórico sino también en la práctica y así, el 1-O, hemos llamado a participar en el referéndum con un rotundo No a la independencia: la clase obrera y masas populares no tienen nada que ganar con ella. Dejando claro lo anterior, nos pronunciamos ante el nuevo escenario:

- La unidad de España y de la clase obrera ha sido truncada y este hecho tiene responsables a ambos lados del Ebro: de un lado, el jefe del Estado Felipe VI y el del gobierno del PP, del otro, el gobierno de JxSí. A ambos lados, el movimiento de masas ha sido dirigido por los representantes de los peores sectores de la burguesía.

- Al romperse la unidad de clase, se rompe también la unidad de su vanguardia por lo que, a partir de ahora, hay que darle una nueva alternativa política a la clase obrera y al pueblo catalán hacia una ulterior unidad de voluntad sobre la base de una nueva construcción estatal: la República Democrática de España más favorable a las aspiraciones populares y a la lucha de la clase obrera por el socialismo.

- La monarquía y el gobierno español han demostrado ser enemigos de las aspiraciones democráticas de los catalanes, pero también de las de todos los españoles. Empezando por la unidad del país, sus representantes han demostrado una y otra vez ser sus más acérrimos enemigos: no solo han conseguido el enfrentamiento y fragmentación del territorio sino que, mientras ha estado unido, no han dejado de vender nuestro país a potencias extranjeras. Primero entregaron a nuestros soldados al mando militar de la alianza atlántica, obligándoles a entregar sus vidas en cada una de las agresiones imperialistas: Guerra del Golfo, Bosnia, Kosovo, Irak, Afganistán, Libia, etc. Llamamos a construir una España verdaderamente democrática, soberana e independiente, expulsemos la ocupación militar de nuestro país. Para una verdadera soberanía, ¡España fuera de la OTAN!

- La ocupación extranjera de nuestra soberanía no es entendible sin la participación activa de gobiernos y monarquía vendepatrias. La transición fue dirigida por estructuras financiadas desde grandes centros de poder mundial: Berlín y Washington (PSOE y PP), nos impusieron la entrada a la UE arrastrándonos hacia sus órbitas de intereses. Desde el Tratado de Maastricht hasta la última de las reformas europeas, pasando por el MEDE, no han significado más que aumentar el intervencionismo, injerencia y ataques de las potencias y oligarquías europeas a nuestro pueblo: desde los procesos de reconversión industrial, imposición de cuotas de mercado que limitan la producción, intervención financiera, sanciones europeas al marco legislativo laboral hasta el control presupuestario, incluso ¡modificando la Constitución! Llamamos a construir una España verdaderamente democrática, soberana e independiente, declaremos nulos todas las imposiciones de la UE que socavan nuestra economía y soberanía. ¡Preparemos las mejores condiciones para nuestra salida o expulsión de la UE!

- Todo lo anterior no es fruto de la mala gestión o ineptitud de nuestros gobernantes y representantes indignos. Ellos no son más que gestores de los intereses de la oligarquía capitalista más reaccionaria y vendepatrias propia de esta etapa del capitalismo: se trata del capital financiero que ha ido ganando posiciones en la economía, consiguiendo hacerse con el control del destino no solo económico, también político, de todo el país. Son ellos quienes financian el destino de miseria y mayor represión que nos preparan. Son ellos quienes han decidido una planificación económica que ha supuesto una merma del tejido productivo - condenando al grueso de la clase obrera a la miseria y desarticulando sus grandes bases sindicales – en su favor (oligarquía financiera, especulativa y burocrática). Esa es la verdadera base económica y social de todo lo demás. Tampoco sirve una vuelta atrás, hacia un modelo capitalista anterior, porque será inevitable, por esos mismos raíles, que lleguemos a esta misma estación: el capitalismo de librecambio, por su propio desarrollo, conduce al capitalismo monopolista y al imperialismo. Llamemos a construir una España verdaderamente democrática, soberana e independiente, señalemos al principal enemigo de clase y unamos a todas las fuerzas democráticas como un solo puño. ¡Por la República Democrática y el socialismo!

- El Estado y su gobierno están heridos de muerte y, sin embargo, los movimientos republicano, democrático y comunista, son débiles y están fragmentados. La clase obrera es la única clase capaz de destruir lo viejo al mismo tiempo que construye una verdadera alternativa democrática de progreso. Su vanguardia debe dar un paso al frente y unir fuerzas en un Frente Común por una República Democrática, al tiempo que se une ella misma para luchar por el Socialismo. La reacción ya está dando pasos hacia la unidad que ellos necesitan, en muy poco tiempo los 3 principales candidatos de la oligarquía y el imperialismo (PP, PSOE y C’s) han respaldado la oleada de represión del 1-O así como el discurso de su monarquía y la suspensión de la autonomía catalana y de las garantías democráticas en Catalunya. El destino no puede ser más claro ante nosotros: o este gobierno y Estado lo tumban los Kerensky (IU-Podemos) para que “todo cambie pero siga igual” o lo destruimos las fuerzas revolucionarias sobre una base completamente nueva: República Democrática y socialismo. Llamamos a construir una España verdaderamente democrática, soberana e independiente, basada en la libre unión de sus pueblos y naciones ¡Unidad, unidad y unidad de todos los demócratas y unidad de todos los comunistas!

- Asistimos desde hace varios años a una aceleración del tiempo histórico, años en los que es posible “avanzar décadas en semanas”. Llamamos a cada uno de los destacamentos comunistas, partidos, organizaciones, asociaciones y a los miles de comunistas sin organización que, ante la gravedad de la situación y oportunidad que se presenta, se organicen en cualquier destacamento comunista. Hay que preparar a la clase obrera y a las masas a crear las condiciones revolucionarias. Por ello, Unión Proletaria propone a las organizaciones comunistas y obreras que nos convoquemos a un encuentro en el plazo más breve posible, con el objeto de alcanzar la máxima unidad de criterio y de acción entre nosotras en estos momentos críticos para nuestra clase y nuestros pueblos.


Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP