Unión Proletaria

Contra la especulación ¡Vivienda pública para todos!

Hoja distribuida en las movilizaciones por una vivienda digna

Domingo 23 de diciembre de 2007


Un cambio es necesario. Unidos podremos vencer

Sólo podremos garantizar el derecho a la vivienda cambiando el orden socioeconómico establecido, sustituyéndolo por una sociedad más justa y democrática. No podemos olvidar que, si el problema de la vivienda no es algo aislado, la solución al mismo tampoco puede ser independiente del resto de problemas de los trabajadores.

Tenemos que unirnos para plantar cara a la situación en todos los frentes: trabajo, vivienda, carestía de los precios, corrupción, etc., para lograr un verdadero control popular sobre las instituciones. Todos juntos podremos cambiar la base del problema, consiguiendo una sociedad más justa, una República Democrática donde los derechos de la clase obrera sean garantizados en la práctica. En definitiva, unámonos y peleemos por una verdadera democracia al servicio de los intereses de la mayoría de la población: los trabajadores asalariados.

La construcción, la venta de viviendas y las hipotecas, son los grandes negocios de nuestros días, basados en la especulación, el blanqueo de dinero, el fraude y la corrupción. Su peso en la economía es tan grande que, ante la actual desaceleración de la construcción y venta de viviendas se tambalean los cimientos de la economía del país.

Como siempre, ellos ganan y nosotros perdemos

La burbuja especulativa está a punto de reventar, la crisis es un hecho, y de nuevo los perjudicados seremos los de siempre. Todo vale menos que se reduzcan los beneficios de los empresarios. Aunque se produzca una desaceleración (que no reducción) en el crecimiento del precio de las viviendas, se están produciendo muchas pérdidas de puestos de trabajo en ese sector. Cuando un derecho como es la vivienda pasa a ser un negocio, los de arriba ganan cada vez más, y los de abajo nos vemos abocados al paro y a una pérdida constante de poder adquisitivo.

El problema es el capitalismo

El problema de la vivienda no se puede entender como algo aislado, sino que forma parte del entramado por el cual los capitalistas son cada vez más ricos y el ciudadano de a pie cada vez tiene peores condiciones de vida.

Así, el trabajador se verá obligado a soportar peores condiciones de trabajo (muchas horas extra sin remunerar, bajos salarios, etc.) sin rechistar, por< temor a no poder seguir pagando su enorme hipoteca... eso, el que tiene un contrato "aceptable" para que el Banco le deje endeudarse de por vida. De nuevo, empresarios, especuladores y gobierno van de la mano para hacernos la vida todavía más difícil.

Nuestras propuestas

- Creación de servicios municipales públicos de vivienda e incremento inmediato del gasto público en la construcción y promoción de vivienda protegida destinada principalmente a los trabajadores, jóvenes, madres solteras o divorciadas con bajos recursos, etnias minoritarias y demás desfavorecidos. Fomento del cooperativismo y de las empresas constructoras públicas.

- Expropiación y municipalización de los inmuebles cerrados retenidos por los bancos, compañías de seguros, financieras, inmobiliarias, promotoras o constructoras.

- Declaración de carácter público de todo el suelo urbanizable, con un control popular, con derecho de veto, ejercido por órganos compuestos por representantes de los trabajadores, de asociaciones de vecinos, de jóvenes, etc., y que, a su vez, hará labores de inspección.

- Sistema de alquiler de viviendas de propiedad pública, en el cual se establezca un baremo de precios adaptado a las posibilidades reales de los inquilinos (nivel de ingresos, número de hijos o personas dependientes).

- Establecimiento por ley un máximo de 15 años para el tiempo de retorno de los préstamos hipotecarios y un tipo de interés máximo fijado por el Estado.

Díptico en pdf:

PDF - 113.2 KB
Díptico UP vivienda diciembre 2007

Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Area de gestión | SPIP